Vacaciones familiares en la CDMX


Si no te ves en la habitación de uno de los hoteles en Acapulco durante las vacaciones de Semana Santa y prefieres quedarte en la Ciudad de México con tu familia, déjame decirte que puedes aprovecharla para pasarla muy bien y disfrutar de algunos sitios donde tanto tu pareja como tus hijos pueden divertirse. No es necesario que gaste dinero que quizá no tienes o que está destinado para otros pendientes, puedes hacer muchas cosas en la CDMX sin gastar en demasía.

Lo mejor de quedarte en la Ciudad de México durante las vacaciones de Semana Santa es que no hay mucho tráfico y la mayoría de los lugares no hay tanta gente como de costumbre. Imagina pasar el jueves o viernes santo visitando el Parque de Chapultepec, donde hay muchas atracciones que puedes hacer. Si llegas temprano tendrás la posibilidad de elegir qué es lo que quieres hacer primero antes de que comience a llegar tanta gente y se llenen las atracciones. Podrías empezar rentando una lancha en el lago, ya sea la de pedales o la de los remos. Si el sol aún no pega con fuerza disfrutarás más de este sitio, además de que será muy divertido ver a tus hijos tratar de hacer avanzar la lancha con los remos, pero si no los quieres hacer sufrir mejor ponlos a pedalear, ya que hay de este tipo de lanchas para dos o cuatro personas, así que todos pueden caber en una o rentar dos, para que también pases tiempo a solas con tu pareja.

Después de su estancia en el lago, podrían pasarse al zoológico para ver la gran cantidad de especies animales que ahí se encuentran. Es un lugar que los niños pequeños disfrutan demasiado, por lo que está garantizado que se la pasen excelente. Además podrías fomentar el aprendizaje sobre la fauna que hay en México. Déjalos que sean ellos los que guíen el camino mientras tu pareja y tú la hacen de cuidadores. Si el hambre se hace presente mientras están en el zoológico pueden pasar a degustar algún alimento a la zona de comida que ahí se encuentra, aunque los precios son un poco elevados, vale la pena comer ahí rodeado de animales. De lo contrario, te recomendaría esperar a salir y buscar algún puesto fuera o un restaurante aledaño a la zona.

Yo te recomendaría también visitar el castillo de Chapultepec, aunque si tienes niños muy pequeños, no creo que sea lo más divertido para ellos, por lo que la siguiente opción es disfrutar de las áreas verdes que hay. Lleva un balón, un frisbi o algo para poder jugar en familia. Corran, juegues, ríanse, griten y desháganse de toda la energía y estrés que puedan tener acumulado en su cuerpo para que cuando llegue la hora de regresar al trabajo o a la escuela tengan la mente fresca para realizar sus labores. Incluso si no quieren gastar en comida podrían realizar un picnic a la antigua, con canasta y mantel para el suelo, sándwiches, aguas de sabor o refrescos, etc. Espero te diviertas mucho en familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *