Pandemia


Hace unos días estuve en una clínica de cuidados del pie diabético relazando unas investigaciones médicas sobre esta condición, una condición que afecta a un enorme numero de mexicanos. El  numero de casos de pie diabético como de la rama madre de esta enfermedad, desafortunadamente está incrementando de manera muy importante lo que naturalmente enciende las alarmas de los médicos a lo largo y ancho del país. Tanto la diabetes como casi todas las enfermedades son una circunstancia y un reflejo de muchas condiciones externas que se convierten internas por muchas razones.

En primer lugar, cuando uno busca entender bien y acertadamente una enfermedad, es necesario antes que nada entender el organismo donde estas se propagan, de la misma manera que para poder entender a las abejas de mejor manera  es necesario estudiar a profundidad los panales donde se desarrollan en vida.  En este caso, naturalmente es el organismo del ser humano donde se desarrollan estas enfermedades, un organismo que es un resultado directo de su medio ambiente y de sus alrededores. Asimismo,  el organismo humano es producto también de lo que se le otorga.

Las enfermedades en su mayoría que predominan en alguna nación, o región del mundo es directamente proporcional a los aspectos sociales de la misma. Los aspectos sociales son en si directamente proporcionales a las condiciones políticas y económicas de un país. Por ejemplo, la anemia es una enfermedad que predomina mucho en África así como en las regiones amazónicas de la América Latina, puesto que aquí el alimento es tan escaso que la sangre no obtiene los nutrientes que necesita para progresar en sus labores diarias de transportar vitaminas y minerales a los órganos principales y secundarios del cuerpo humano dando así pie a una anemia que por lo general, cuando es muy fuerte, evoluciona en leucemia, una condición donde la sangre se alimenta de si misma.

En el caso africano  y amazónico, esta condición se otorga al organismo por el hambre, un factor que es directamente proporcional  a la pobreza que si es directamente proporcional a un sistema político –administrativo fallido mismo que no crea condiciones necesarias para la vida digna de sus habitantes ni para la estimulación del comercio. Esto crea en si un cierto estado colectivo no productivo que cava su tumba con sus propias manos.

México aunque es una economía mucho mayor a los países de estas zonas, curiosamente la vida de la mayoría de sus ciudadanos es igual a la que hemos mencionado en aquellas zonas marginadas del mundo. La diferencia es que aquí esta la cultura de “la tiendita”.  Este factor es el que alimenta directamente la diabetes en el país ya que estos dulces, refrescos y pastelillos son de costo bajo y matan el hambre. Cuando esto funciona así  no es ninguna sorpresa la tremenda pandemia de esta enfermedad que tenemos en México misma que cobra cientos de miles de vidas al año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *