El Viejo Lobo Americano


Hace unos días acompañe a mi hermano al cardiólogo a hacerse un electrocardiograma como requisito para su nuevo trabajo donde se requiere exámenes de todo tipo para asegurar que uno se encuentra con buena salud dado a que aparentemente han tenido muchos incidentes menores con la salud de las personas mismos que han tenido que pagar ya que estos han pasado en sus oficinas. Realmente no creo que a todos los envíen al cardiólogo, el asunto es que mi hermano tiene problemas de sobrepeso, lo que seguramente les causo algún grado de ansiedad, algo que me pareció que salía sobrando.

Gracias a Dios, el cardiólogo no encontró ningún problema con el corazón de mi hermano aunque si le dijo que tenía que bajar de peso ya que nunca ayuda tener masa extra. Sin embargo, el cardiólogo le informo que tenia un corazón tan fuerte como Andrew Jackson, algo que mi hermano no comprendió al inicio y me hizo a mi recordar el nombre de aquel viejo lobo americano quien dejo su huella bien marcada en suelo norteamericano cuya estatua se encuentra en la plaza central de la ciudad de Nueva Orleans.

La razón por la cual se encuentra su estatua ahí y es la mas famosa se debe a que Andrew Jackson, muchos años de que fuera presidente de los Estados Unidos de Norteamérica tomo parte en la Batalla de Nueva Orleans en la cúspide de la guerra de 1812 donde los norteamericanos estuvieron muy cerca de perder por completo su soberanía, tan es así que los británicos tomaron Washington D.C y quemaron la Casa Blanca durante esa guerra.

En esos años, cuando había caído la capital, la administración del presidente James Madison y el mismo mandatario pudieron escapar aunque con un gran dolor en el corazón ya que después de haber ganado la guerra larga de independencia en 1783 y después de haber conocido lo que significaba ser un país independiente admirada por todo el mundo por su libertad, cayera a manos de los británicos de nuevo en un momento en el cual Inglaterra peleaba en dos frentes : así es, la guerra de 1812 era un escenario de operaciones secundario o terciario para los británicos quienes no enviaron sus mejores tropas.

Esto era debido a que las mejores tropas británicas estaban peleando contra Napoleón en Europa y sus flotas combatiendo en el mediterráneo, algo que demandaba enormes cantidades de recursos ya que nunca, desde Roma, había habido alguien tan poderoso como los ejércitos de Bonaparte. Eventualmente,  los británicos derrotaron a los franceses en Europa aunque fueron derrotados en los pantanos de Nueva Orleans gracias a la fuerza que inspiro el general Andrew Jackson quien mantuvo la línea inmóvil tras los numerosos ataques de los ingleses quienes para entonces ya utilizaban cohetes propulsados desde sus buques anclados en el Golfo de México.

El general Jackson, ya como presidente, fue quien organizo una guerra contra todas las tribus indias a quienes empujo al otro lado del rio Misisipi en lo que se conoció como “Removal Act”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *