Abriendo Mercados


Desde hace algunos años he trabajado con una empresa dedicada a  la producción y venta de flejadoras donde me encargo que estas se vendan en todo el mundo ya que esas son las instrucciones del director general cuyos estándares son sumamente altos. Para que esto suceda , me es necesario crear toda una estrategia comercial para impactar los mercados de ultramar , una tarea que en realidad no es fácil aunque es bastante gratificante por el desafío que esta  representa , aunque debo de aceptar que en estos días de comunicación instantánea , todo es mucho mas fácil.

La primer labor que tuve que elaborar a mi llegada aquí fue la de crear una gran base de datos verídica y funcional para ser atacada por nuestros vendedores a quienes se les pide de dos a tres idiomas bien hablados debido a la naturaleza de nuestro target mundial. Una vez que estaban elaboradas estas listas ,  dividimos el departamento comercial en varias zonas de acuerdo con la parte del mundo que habrían de atacar y establecer un buen  posicionamiento de influencia. En esos tiempos cando yo llegue ,  las comunicaciones no eran tan avanzadas ya que la revolución digital solo estaba en planeación.

Por esta razón , el impactar mercados internacionales  era mucho mas difícil de lo que lo es hoy , ya que establecer un contacto significativo para nuestra industria en otros países era algo muy desafiante , algo que nuestros nuevos vendedores en esos momentos no tenían las herramientas ni las influencias necesarias para establecer dicha plataforma de influencia. Por esta razón , hable muchas veces con nuestro director para decirle que el establecer un mercado mundial tomaría mucho mas tiempo por lo que no debía de desesperase. Esto era siempre contestado con lo mismo: solo háganlo. Lo que en ese entonces yo no entendía era que nuestro director siempre ha vivido delante a los tiempos y lo que pide , siempre se puede cumplir , de alguna u otra manera.

Debido a que no existía otra alternativa , decidí que de alguna u otra manera tenia que encontrar una forma de establecer este mercado internacional que tanto se nos pedía , por lo que implemente formas de establecer contactos y relaciones comerciales por medio de las embajadas que teníamos por todos lados en nuestra ciudad. Curiosamente , la primera embajada con la que entablamos un buen dialogo fructífero fue con la embajada de la Unión Soviética , ya que aquel gigantesco país siempre estaba interesado en proyectos industriales  y en maquinaria.

Sin embargo , nuestro primer contrato firmado se dio con Holanda , quienes buscaban nuestras flejadoras para sus múltiples fabricas de molinos. Una vez que sucedió esa primer transacción , otras se fueron abriendo por el mismo medio –embajadas –  hasta que teníamos un mercado bien  establecido  en Europa. Posteriormente , las comunicaciones instantáneas fueron abriendo los caminos de otros continentes lo que nos ha permitido llegar hasta donde estamos el día de hoy. Todo gracias a la visión de nuestro director.