El Patrón del Mal, la mejor serie de narcos


Hace unas semanas empecé a ver en Netflix la serie de Pablo Escobar llamada ‘El patrón de mal’, aprovechaba mis ratos libres en una empresa donde manejo un plotter de corte para ver un capítulo, y cuando llegaba a mi casa por las noches me echaba un mini maratón. El fin de semana pasado terminé de verla y considero que es de las mejores series sobre el narcotráfico que hay. ¿Por qué? Para eso escribo este blog.

Uno de los aspectos que más odio de las series sobre narcotraficantes es que enaltecen las obras y gracias de los bandidos, como les dicen en Colombia, o de los criminales. Si bien son personas que han sabido superarse y que de estar en la pobreza pasaron a ser millonarios con sus oscuros negocios, también son personas que han matado a gente inocente, que inundan las calles con droga, que se han aprovechado de mujeres y las han violado, entre muchas otras cosas que en ocasiones, durante la producción, dejan muy a la ligera y sólo se enfocan en lo positivo de estas personas, caso contrario al Patrón del Mal. En la serie de Pablo Escobar, producida, si no me equivoco, por Telemundo, es una especie de telenovela, donde conjuntan actuación con videos verídicos, además de que siempre tratan de balancear lo bueno que quería hacer el narcotraficante más buscado de América y todo el daño que le hizo a la gente inocente. Por este simple hecho, la considera de las mejores que he visto, sino es que la mejor.

Por ejemplo, cuando narran el ascenso de Pablo Escobar, sí sientes ese apego o esa motivación que te da el ver a alguien querer superarse y conseguirlo, de la forma que sea. Pero conforme avanza la historia te regalan escenas de las personas inocentes que asesinó, desde niños, adultos y hasta ancianos. Lo que te hace odiarlo. Por eso digo que lo supieron balancear extremadamente bien.

También otro punto a destacar es la actuación del actor que interpreta a Pablo Emilio Escobar Gaviria, pues desde el tono de voz, la respiración y obviamente el aspecto físico son idénticos o muy parecidios al del ya fallecido narcoterrorista. También está el punto que ya les mencioné de los videos y audios reales. Siempre es interesante ver la realidad dentro de una novela ficticia, además los videos te permiten comprar las caracterizaciones de los actores y saber que los maquillistas y de vestuario hicieron un gran, pero gran trabajo. Escuchar lo que logró grabar como palabras finales la policía colombiana de Pablo Escobar es una joya, la comparación de su muerte con las actuaciones soberbia. Así que si estás harto de ver cómo enaltecen a los narcotraficantes, te recomiendo Pablo Escobar: El Patrón del Mal, una muy buena serie-telenovela de la que aprenderás lo malo que fue este personaje que, pese a ello, fue extremadamente querido en su barrio y los alrededores. Échate un clavado a Netflix y ahí la encontrarás, son bastantes capítulos, pero si eres un maratonero de corazón seguro la terminas en menos de un mes.